viernes, 17 de noviembre de 2017

MINI PIES DE CALABAZA

 


En Estados Unidos el día de Acción de Gracias sirve para  dar el pistoletazo de salida de unas celebraciones que se alargan hasta las Navidades. Es un día familiar en el que todo gira entorno a la cocina y la comida. Uno de los postres más típicos son los pies de calabaza. 
 
En España no se celebra, pero si tu tienes un lado yankee como yo y quieres empezar con esta tradición o  bien quieres sorprender a algún amigo Americano que sienta añoranza de su país, que mejor que sorprenderle con estos mini pies de calabaza que le trasladarán directamente a su hogar.
 
 
Happy thanksgiving day!!!




MINI PIES DE CALABAZA
 
 
Ingredientes (24 mini pies):


  • 3 láminas de hojaldre fresco
  • 425 gr de puré de calabaza
  • 2 huevos
  • 395 gr leche condensada
  • 3/4 cucharadita de canela
  • 1/2 cucharadita de nuez moscada
  • 1/4 cucharadita de jengibre
  • 1/2 cucharadita de sal


Preparación
 
Precalienta el horno a 200ºC
 
Prepara un molde para cupcakes cubierto con spray desmoldante, para poder desmoldar sin problema los pies.
 
En un bol mezcla el puré de calabaza, la leche condensada, los huevos y las especias. Bate hasta que quede una una mezcla suave. Reservar.
 
Corta círculos de hojaldre de 10 cm, forra cada uno de los huecos del molde y pincha la base con un tenedor. Puedes utilizar cualquier cortador de galletas, una taza, vaso, lo que tengas a mano de esa medida. Corta hojitas de hojaldre para decorar los pies.
 
 
 
 
Con una cuchara de helado ve repartiendo la mezcla anterior en cada uno de los pies. Pon las hojitas sobre la mezcla.
 
 
 
 
 
 
 
Hornea durante 15 minutos a 200º C, pasado este tiempo baja la temperatura a 170ºC y horneamos otros 20 - 25 minutos. Saca del horno tus pies y déjalos enfriar durante 30 minutos dentro del molde. Después desmolda los pies y pásalos a una rejilla para que se terminen de enfriar.
 
 
 
 

    Alicia
 
 
 
 
 
 
 

domingo, 22 de octubre de 2017

DRIP CAKE DEVIL FOOD CON CEREZAS NEGRAS AL KIRSCH






 
 
Tenia ganas de hacer un Drip Cake, son unas tartas que aceptan prácticamente todo tipo de sabores y adornos, la clave para que nos quede chula y resultona, es encontrar el equilibrio entre colores y formas, y por supuesto  lo que nunca puede faltar es el chocolate chorreante!!!
 
En este caso, como tenia claro que iba a ser una devil food cake, básicamente la paletea de colores a usar tenían que ser marrones, cremas y algo de dorado que también podría haber incluido. Para encontrar el equilibrio en la forma yo siempre empiezo primero colocando la decoración más alta, y a partir de ahí va surgiendo el resto.
 
Para mí lo divertido de estas tartas es ir poniendo poco a poco decoraciones según te va pidiendo la tarta, por eso hay que hacerse con un buen acopio de todos los dulces que se te ocurran, luego  si ves que alguno no te va a quedar bien, pues te lo comes mientras decora y listo ;) 
 
 




 DRIP CAKE DEVIL FOOD CON CEREZAS NEGRAS AL KIRSCH


 
Ingredientes Bizcocho* :

 
  • 1 ½ taza de harina de repostería
  • 1 1/3 taza de azúcar
  • ½ taza de cacao en polvo
  • ¾ cucharadita de bicarbonato sódico
  • ¼ cucharadita de sal
  • ½ taza o 100 gr de mantequilla sin sal fría en trozos
  • ½ taza de café fuerte recién hecho
  • ½ taza de leche
  • 1 cucharadita de extracto o pasta de vainilla
  • 2 Huevos a temperatura ambiente

  •  
    *Duplicar las cantidades, para obtener 4 bizcochos de 20 cm.
     
     
    Ingredientes frosting :
     
  • 340 g de chocolate semidulce troceado
  • 1 ¾ de nata para montar
  • ½ taza de crema agria
  • ½ cucharadita de extracto de vainilla
  • 1 pizca de sal
  •  Mermelada de cereza negra

  •  
    Ingredientes almíbar licor cerezas al Kirsch:

     
  • 50 ml agua
  • 50 gr azúcar
  • 2 Cucharadas de licor Kirsch
  •  
     
    Ingredientes Drip chocolate blanco:
     

  • 100 gr chocolate blanco cobertura
  • 40 ml nata para montar
  •  
     
     
    Preparación:

     
    Precalentamos el horno a una temperatura de 180ºC.
     
     Tamizamos la harina de repostería y la mezclamos con el cacao en polvo, el bicarbonato, la sal y el azúcar fino.
    Agregamos a la mezcla la mantequilla y mezclamos hasta obtener una arena fina.
     
    Incorporamos los ingredientes líquidos: la leche, el café, la vainilla y los huevos y batimos bien para que todo se integre.
     
    Repartimos la mezcla en dos moldes de 20 centímetros previamente engrasado. Horneamos los moldes a 180ºC durante 30 minutos. Introducimos un palillo y, cuando éste salga limpio, los bizcochos estarán. Repetimos todo el proceso y horneamos otros dos bizcochos de 20 centímetros*.
     
    Preparamos la cobertura de chocolate. Al baño maría, derretimos el chocolate y la nata.
     
    Mientras, en un bol, mezclamos la crema agria con la vainilla y una pizca de sal. Sacamos del fuego el chocolate y lo agregamos al bol. Dejamos enfriar.
     
    Preparamos el almíbar mezclando en un cazo al fuego todos los ingredientes hasta que comiencen a hervir, entonces apagamos el fuego. Reservamos
     
    Bañamos cada uno de los bizcochos con el almíbar y extendemos una fina capa de mermelada de cereza negra, sobre la mermelada, con una espátula o manga ponemos una capa de frosting de chocolate, ponemos encima el siguiente bizcocho y repetimos la operación con todos los bizcochos. Cubrimos toda la tarta con el frosting de chocolate, alisamos y enfriamos en la nevera 30 minutos.
     
     Preparamos el Drip de chocolate blanco. Al baño maría, derretimos el chocolate y la nata.
     
    Sacamos la tarta de la nevera, con un biberón de cocina o manga pastelera vamos vertiendo el drip de chocolate blanco que debe estar templado, dejamos que solidifique unos 10 minutos y comenzamos a decorar como más nos guste.
     
     
    Alicia

     
     
    * Notas:
    Es mejor no hacer toda la masa de los  cuatro bizcochos de una sola vez, ya que cuando el bicarbonato entra en contacto con los líquidos empieza a realizar el proceso químico y dos de los cuatro bizcochos no van a ser horneados hasta 30 minutos después

    domingo, 8 de octubre de 2017

    CUPCAKES DE MANZANA Y TOFFEE

     
     
    
     Estaba deseando hacer Toffee casero, una vez que lo pruebas ya no puedes parar, esta completamente delicioso, con deciros que de vez en cuando voy a la nevera y me como a escondidas una, dos y hasta tres cucharadas!!!! pero siempre a  escondidas, que como bien sabe todo el mundo son las que no engordan, jajaja
     
    La cuestión es que una vez hecho el toffee tenia que buscar otra forma menos gocha de comerlo que a cucharadas, y me vinieron a la mente las famosas manzanas con caramelo que comemos cuando vamos a Disneyland Paris, mi otra gran pasión que merece un capitulo a parte. Total, que el resultado de todos mis pensamientos terminaron convirtiéndose en  unos jugosísimos cupcakes de manzana y toffee que os aseguro no decepcionan y además aguantan tiernos hasta tres días en un recipiente hermético.
     
    Aunque la receta sea algo más laboriosa, y os de un poco más de trabajo, el resultado merece la pena.
     
      
     




    CUPCAKES DE MANZANA Y TOFFEE
     
     
    Ingredientes Bizcocho (14-16 cupcakes):

    • 200g de harina
    • 1 cucharadita y 1/2 de levadura
    • 3 huevos
    • 120 ml leche
    • 200g de azúcar moreno claro (Java Suave de Azucarera)
    • 125 gr de mantequilla pomada
    • 2 manzanas cortadas en trocitos (1 reineta y 1 granny Smith)

    Ingredientes Toffee:

    •  250 gr azúcar blanquilla
    • 75 gr mantequilla
    • 200 ml nata de montar

     Ingredientes Buttercream Toffe:

    • 4 claras de huevo
    • 225 gr azúcar moreno (Moka intenso de Azucarera)
    • 350 gr de mantequilla


    Preparación Bizcocho
     
    Precalienta el horno a 180°.
     
    Comienza batiendo la mantequilla con el azúcar moreno claro hasta que este completamente integrado.
    Incorporamos los huevos, uno a uno, hasta que estén bien integrados.
     
    Tamiza la harina y la levadura sobre la mezcla y remueve a velocidad baja.
     
    A continuación, echa la leche y mezcla de nuevo, hasta que la masa sea homogénea.
     
    Por último, vierte los dados de manzana y remueve con una espátula.
     
    Reparte la masa en tus cápsulas y hornea tus cupcakes durante 20 - 25 minutos.
     

    Preparación Toffee


    Pon a calentar hasta hervir la nata y retira.
     
    En un cazo hacer el caramelo con el azúcar. Puedes mover con cuidado el cazo de forma circular. Para evitar que se hagan cristalitos en el borde, usa un pincel humedecido en agua y pincela el borde por dentro.
    Lleva el caramelo hasta los 120ºC.

     
    Retira el caramelo del fuego y añade poco a poco,la nata y ve removiendo y disolviéndola e integrándola con una cuchara de madera, sin prisa.
    Una vez esté toda la nata integrada, incorporar la mantequilla. Deja cocer un poco hasta que esté todo integrado y removiendo constantemente.
     
    Meter en un bote dejar templar un poco y meter en la nevera. En un bote hermético puede durar hasta tres semanas en la nevera.


    Preparación Buttercream


    Calienta al baño maría las claras con el azúcar moreno. Cuando se haya disuelto, monta las claras a punto de nieve.
    Una vez tengas el merengue listo, incorpora la mantequilla y bate hasta que esté completamente integrada.
    Incorpora dos o tres cucharadas de toffee y vuelve a batir hasta que este incorporado.
     
     

    Montaje cupcake de manzana y Toffee

    En primer lugar, haz un agujero en el centro de tus cupcakes con ayuda de un descorazonador de manzanas y rellénalos con el toffee.
    A continuación, decora tus cupcakes con la buttercream de toffee, para terminar, glasea el cupcake con toffee el cual habremos calentado unos 10 segundos en el microondas para que este más líquido.

    En este caso también los he decorado con bolitas de manzana caramelizada.


    Notas: El azúcar moreno claro en España era difícil de conseguir, pero ese problema se ha terminado por que  Azucarera ha sacado a la venta  el azúcar Java de la gama gourmet  que se puede encontrar en cualquier supermercado.


     Alicia



    martes, 12 de septiembre de 2017

    POUND CAKE SPECULOOS Y MIEL DE NARANJO




    Después de un intenso verano de calor, ya va apeteciendo encender el horno y preparar alguna cosita rápida.
     
    Este pound cake se hace en un abrir y cerrar de ojos, básicamente solo vais a necesitar un bol y unas varillas y tendréis una merienda o desayuno riquísimo, así que no tenéis excusa para no hacerlo.
     
    Yo soy muy cafetera, pero en este caso he decido tomarlo con un buen té y  ha sido todo un acierto ya que hace que resalten aun más todos los sabores. Pero lo toméis con lo que lo toméis os va a encantar ya que es un bizcocho húmedo, especiado y con el dulzor justo gracias a la miel de naranjo.
     
    A mi hija y a mí nos encanta la miel pero nunca habíamos probado este tipo de miel, en una escapada este verano a Paris la descubrimos y nos encantó, tiene un sabor y una textura delicada, para los que no son muy fans de la miel creo que esta es ideal.
     
     
     
     
     
     
    POUND CAKE SPECULOOS Y MIEL DE NARANJO


    Ingredientes:
     
     Para el Bizcocho:
     
    • 150 gr Harina Integral
    • 150gr Harina todo uso
    • 2 y 1/2 cucharaditas de polvo de hornear(Baking poder)
    • 1/2 cucharadita de bicarbonato
    • 1/2 cucharadita de sal
    • 50 gr pasta de Speculoos *
    • 375 ml de leche semidesnatada
    • 1 Ralladura naranja
    • 60 gr de mantequilla
    • 300g de miel de naranjo


    Para el glaseado de miel:
     
    • 15 gr de mantequilla
    • 20 gr de miel de naranjo
    • 120 gr de azúcar glas
    • Agua


    Preparación:
     
    Precalentar el horno a 18º calor arriba y abajo (sin ventilador).


    Engrasar con spray desmoldante un molde Cake de 30 cm


    En un bol grande tamizar las harinas, el polvo de hornear, el bicarbonato y la sal.
     
    A continuación añadir a los ingredientes secos la leche semidesnatada, la miel,la ralladura de una naranja y la pasta de speculoos, batimos con unas varillas manuales o eléctricas hasta que quede todo bien integrado y uniforme.
     
    Derretimos la mantequilla, la añadimos a la masa anterior y seguimos batiendo hasta que
    este todo integrado.
    Verter la masa en el molde. Hornear  a altura media durante  60 minutos, o hasta que al insertar una broqueta en el centro salga limpia. .


    Pasado el tiempo, sacamos el bizcocho del horno y  lo dejamos templar en el molde 30 minutos, pasado este tiempo lo desmoldamos y lo dejamos enfriar por completo en una rejilla.


    Cuando este completamente frío preparamos el glaseado.
    Fundimos la mantequilla. En un bol mezclamos la miel, la mantequilla fundida y el azúcar glas tamizado. Batimos manualmente hasta conseguir la consistencia de pasta de dientes. Si la mezcla esta muy espesa añadimos pequeñas cantidades de agua (media cucharadita) hasta conseguir la consistencia deseada.
    Vertemos el glaseado sobre el bizcocho y dejamos que se asiente durante una hora.
     
     
    Alicia
     
     *Notas: si no podéis conseguir pasta de Speculoos podéis echar la siguiente cantidad de  especias molidas: 1/2 cucharadita de canela, 1/4 cucharadita pimienta blanca, 1/4 cucharadita cardamomo, 1/4 cucharadita nuez moscada, 1/4 cucharadita jengibre, 1/4 cucharadita clavo de olor.